Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

Cristiano Ronaldo: Dura, y dura.

El Real Madrid ha jugado, sin contar la jornada 25 de Liga, 39 partidos en el presente curso. Es decir, sus aficionados han podido disfrutar del fútbol de su equipo durante un total de 3.510 minutos. En el 95 por ciento de este tiempo, Cristiano Ronaldo ha sido uno de los once jugadores blancos sobre el terreno de juego. Mourinho y los responsables físicos no han considerado necesario dar un respiro a la estrella portuguesa. Al menos de momento.

El único encuentro que se ha perdido el crack de Madeira en el presente curso fue la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey. En el choque de ida, el Real Madrid había vencido al Levante por un contundente 8-0. Además, solamente ha sido sustituido en dos ocasiones antes del minuto 90 (contra Auxerre en Champions y Murcia en el torneo del KO) y en una ocasión ha salido desde el banquillo como jugador de refresco (vuelta de los dieciseisavos de Copa).

El número total de minutos disputados da escalofríos por sí mismo: 3.335. En otras palabras, Cristiano Ronaldo practicamente ha jugado una liga entera (3.420 minutos repartidos en 38 encuentros) en seis meses. ¿Puede afectar el presente esfuerzo a su rendimiento en los partidos decisivos que tendrán lugar en abril y mayo?

Cada futbolista es un mundo
Fernando Mata, profesor de INEF en la Universidad Politécnica de Madrid, no tiene duda en que hay deportistas con una resistencia física fuera de lo habitual. “Bajo mi punto de vista, sí puede jugar tal volumen de minutos y mantenerse en forma hasta final de temporada. Hay jugadores que están capacitados para ello y, analizado desde fuera, creo que Cristiano Ronaldo es uno de ellos”, afirma quien fuera uno de los preparadores físicos del Real Madrid en los años 80.

Curiosamente, la opinión del especialista y las estadísticas parecen ir en direcciones opuestas. Si hacemos caso a los números, ninguna de las estrellas del fútbol europeo acumula tantos minutos sobre el terreno de juego. Messi, Ibrahimovic y Anelka son jugadores insignia de Barcelona, Milan y Chelsea. Ninguno de ellos ha estado más de diez días en el dique seco en lo que va de temporada, por lo que han estado a disposición de su técnico en casi todos los partidos. El argentino acumula 2.947 minutos con el conjunto azulgrana. ‘Ibracadabra’, 2.806 vestido de rossonero. El internacional francés ha jugado con su club un total de 2.707.

Ninguno supera la barrera psicológica de los 3.000 minutos, algo que sí hace Cristiano Ronaldo con holgura. El profesor Mata tiene una respuesta muy lógica ante tal diferencia: “La actual política de rotaciones que rige a la inmensa mayoría de plantillas del mundo hace de Cristiano una ‘rara avis’. Sin embargo, soy de la opinión, y parece que los preparadores del Madrid también, de que salte al terreno de juego si se siente preparado”.

Tal y como se puede comprobar en la tabla adjunta (arriba), Cristiano Ronaldo nunca ha llegado al presente tramo de temporada con una carga de minutos similar a la actual. En el Manchester United, Alex Fergusson solía dosificarlo, sobre todo antes de las grandes citas. En las últimas tres temporadas en el United, en las que se erigió como estrella del conjunto inglés, el técnico solía sentarlo en el banco en el partido anterior a una gran cita, ya fuera en la Liga de Campeones, en la Cup o incluso en la Copa de la Liga.

Jugar mucho no debe ser negativo

Por lo visto, en su etapa inglesa los preparadores físicos eran partidarios de distribuir los minutos de su estrella. Aún así, la acumulación de partidos no es mala por naturaleza. “Mientras Cristiano soporte la carga de partidos y le respeten las lesiones -certifica a modo de conclusión el propio Fernando Mata- el resultado de jugar muchos minutos no tiene porque ser malo. Al contrario, puede ser bueno para la condición física del jugador”.

En tres meses conoceremos la respuesta al enigma. Si Cristiano termina la temporada en baja forma y no es una pieza clave en los posibles éxitos del Madrid, sin duda se acusará a los preparadores físicos del club blanco. Por contra, si el luso finaliza la temporada pletórico, será un buen momento para plantear si es necesario que los jugadores con un físico tan notable como el de Cristiano necesitan rotar. Eso sí, por el momento la batería de Ronaldo parece no tener límite

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada