Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

Stephen Jackson

Que cambio humillante. Menos de un año después de que la disfuncional dirigencia de los Warriors firmó con orgullo con el capitán del equipo, Stephen Jackson, una extensión por tres años y $28 millones que se negoció a espaldas del en ese entonces gerente general, Chris Mullin, cortaron al descontento veterano a cambio de alivio en el tope salarial. Lo enviaron a Charlotte junto con Acie Law a cambio de Raja Bell y Vladimir Radmanovic. Cabe agregar, que el contrato de Radmanovic es tan malo que los Lakers lo cortaron al cierre de la fecha de intercambios un año antes, algo que da muestras de la metida de pata que los Warriors han cometido con Jackson.

Lo que empeora aún más las cosas es que parece que Golden State pasó por alto la mejor oferta. Más de una fuente me confirmó que los Cavaliers estaban listos para cerrar un acuerdo en el que iban a figurar Wally Szczerbiak, Delonte West y quizá algo más a cambio de Jackson... Un acuerdo que visiblemente hubiese sido superior al que hicieron con Charlotte tanto desde un punto de vista administrativo como de talento.

Revisemos esta cuestión en detalle. Bell es un jugador productivo -- pero en un nivel mucho más bajo que Jackson -- y está en el último año de su contrato, haciendo que el beneficio principal del acuerdo para Golden State sea el hecho de que se deshará de $9.2 millones en el tope de cara a 2011. Los Warriors son jugadores potenciales en el Mercado de agencia libre de ese año, dependiendo de las futuras movidas que hagan.

Aunque lo cierto es que pudieron haber hecho aún más espacio con la oferta de Cleveland. Este acuerdo les hubiese dado a los Warriors alivio completo e inmediato después de la temporada, una vez que liberaban a West (cuyo contrato no está garantizado para el próximo año) y a Szczerbiak (cuyo contrato no hubiese sido garantizado más allá de este año con un acuerdo de firma y canje).

Tal arreglo también les hubiese dado a los Warriors dos grandes recursos con los contratos no garantizados. Tenían la opción de ir detrás de un pez gordo en un cambio con esos dos contratos al cierre de la fecha de intercambios, en especial ya que incorporar a West y Szczerbiak en estas instancias hubiese significado que los dos jugadores podían haber sido elegibles para integrar los paquetes con los que hubiesen hecho los intercambios en febrero.

Debido a que ninguno de los participantes suma mucho dentro del campo con un roster de los Warriors que irá directo a la lotería, las ramificaciones futuras de una movida eran mucho más importantes para Golden State. Que no hayan hecho el acuerdo con Cleveland me hace pensar si es que la motivación de hacer que Jackson termine en un equipo malo fue más importante que hacer el acuerdo que resultase más beneficioso para la franquicia. Aunque una fuente de confianza jura que ese no ha sido el caso, debo mencionar que no sería la primera vez que Don Nelson lo hace.

La movida que hicieron los Warriors, por supuesto, fue forzada por el pedido de cambio de Jackson cuando comenzó el otoño, y no hay seguridad de que el pendenciero Bell tolerará a los Dubs mucho más que Jackson. Está en el último año de su contrato y puede que vaya detrás de una indemnización; si no, podría someterse a una cirugía de muñeca que adelantaría para no tener que soportar los partidos. Si ninguno de los escenarios anteriores tiene lugar, los apostadores de Bay Area comenzarán a hacer apuestas sobre cuál será la fecha en la que hará su primer pedido de cambio.

En cuanto a Charlotte, este acuerdo también es cuestionable. Los Bobcats estaban desesperados por sumar en la ofensiva, de modo que este cambio tiene sentido en ese frente. De todas maneras, aparenta ser una maniobra con poca visión. El acuerdo suma más de $20 millones en futuros sueldos... sueldos de los que el equipo se había despojado en un intercambio anterior de Emeka Okafor por Tyson Chandler. Además, deja a Charlotte fuera del mercado de agencia libre 2011 y posiblemente del de 2012. (Tendrán $30 millones comprometidos en cuatro jugadores, además de una probable extensión de D.J. Augustin, y los contratos de cualquier selección del draft y las incorporaciones que haya de ahora en más).

Debido a que los Bobcats no están precisamente peleando por el campeonato, a la parsimonia del propietario, Robert Johnson, a y sus esfuerzos para vender el equipo, sorprende que haya aceptado el acuerdo. Quizá, pensó que un empuje a corto plazo para entusiasmar el menguante público de los Bobcats haga que el cambio valga la pena.

Jackson debería resultar un jugador muy útil en Charlotte. Será titular como ayuda base, algo que lo perjudicará defensivamente, pero le permitirá iniciar los ataques, tirar triples y crear tiros para sus compañeros -- todas las áreas donde Charlotte necesitaba ayuda. Además, es un hombre de acero que juega habitualmente más de 40 minutos, lo que debería resultar muy provechoso para unos Bobcats que no cuentan con demasiadas variantes. Basicamente, el equipo lucirá menos malo con él.

Otra nota importante, especialmente para los que participan de juegos de fantasía -- sus estadísticas sin dudas recibirán un tremendo golpe. Golden State fue el equipo más rápido de la liga la temporada pasada; Charlotte es el más lento esta temporada. La diferencia de alrededor de 15 por ciento significa que el promedio de 20 puntos de Jackson de la temporada pasada se convertirá en 17 y sus 6.5 asistencias pasarán a ser 5.2, y así con el resto de los rubros.

Esto si continua jugando los 39.6 minutos por juego que promedio el año pasado. Si eso llega a declinar -- y podría suceder considerando lo conservador que está Larry Brown con los jugadores que se complican con las faltas- entonces sus promedios sufrirán más allá de cuántas oportunidades los Bobcats le den en ataque.

Más allá de eso, sin embargo, nuestra mayor pregunta respecto a este intercambio es: ¿Por qué Jackson va a Charlotte en lugar de a Cleveland?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada