Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

1. Los Bengals han crecido

Ben Roethlisberger

Madurez no es una palabra que se haya asociado con los Bengals a través de los años, pero la victoria del domingo por 18-12 sobre los Steelers fue testamento de la forma en la que el equipo de Cincinnati ha crecido.

"Llegamos inmaduros a la temporada, pero nuestra madurez crece por semana", dijo el tackle defensivo Tank Johnson de los Bengals.

Con una marca de 7-2 y barridas de temporada sobre los Ravens y los Steelers, los Bengals claramente se han unido.

"No diría que al entrar en un estadio estamos mejor dotados físicamente que nuestros adversarios", dijo el mariscal de campo Carson Palmer. "Sólo creo que lo queremos más. Trabajamos duro. Al final del día, sabemos cómo ganar partidos".

Aquí tenemos un ejemplo defensivo para ilustrar esta comprensión. En las prácticas de la semana pasada, los entrenadores de los Bengals hicieron hincapié en la importancia de no dejar que el mariscal de campo de los Steelers, Ben Roethlisberger, saliera del bolsillo e hiciera jugadas.

Aunque Roethlisberger se les escapó al principio del encuentro, los Bengals lograron mantenerlo en el bolsillo casi todo el partido.

Roethlisberger, usualmente preciso, el domingo completó apenas 20 de 40 pases para 174 yardas y fue capturado cuatro veces. Como la presión de los Bengals fue tan efectiva, los Steelers tuvieron que mantener al ala cerrada Heath Miller y al corredor Mewelde Moore atrás para bloquear, lo que les permitió a los esquineros de Cincinnati, Leon Hall y Johnathan Joseph, cubrir a los receptores abiertos de los Steelers. Los Bengals sorprendieron con 10 pases defendidos el domingo.

Otra señal de la madurez de los Bengals es su mentalidad ofensiva.

"Todo se reduce a la posición en el campo", dijo Palmer.

En lugar de preocuparse por las estadísticas y los logros individuales, los Bengals estuvieron dispuestos a conformarse con goles de campo, a lanzar pases cortos contra las defensivas zonales en lugar de forzar el balón hacia adelante, logrando así un triunfo físico, con pocas anotaciones. Los Bengals prevalecieron con un aire maduro y profesional. A ningún Bengal se le pasó por la cabeza agitar una Toalla Terrible.

2. Los Falcons tropiezan

Los Falcons, quienes cayeron ante Carolina 28-19, están cometiendo demasiados errores en momentos críticos. Matt Ryan lanzó una intercepción en un pase largo a Michael Jenkins durante el segundo cuarto, elevando a 12 su total de intercepciones.

Después de que Ryan le lanzara un pase para touchdown de 3 yardas al ala cerrada Justin Peelle para recortar la ventaja de los Panthers a 21-19 al principio del último cuarto, el entrenador Mike Smith tomó la cuestionable decisión de ir por la conversión de dos puntos. El esfuerzo fracasó.

Luego, Ryan se puso un poco demasiado codicioso con 3:59 en el reloj, al ir profundo con Jenkins desde la línea de 49 yardas de los Panthers en un primer intento. El esquinero Richard Marshall interceptó el pase. Tres jugadas más tarde, Jonathan Stewart abrió el partido con una carrera para touchdown de 45 yardas.

La ofensiva de los Falcons parece perdida cuando Michael Turner no está haciendo acarreos largos. Turner se lastimó el tobillo en el segundo cuarto y no pudo terminar el partido. Se dice que la lesión podría tratarse de un esguince alto de tobillo, que podría dejarlo afuera un par de semanas. Los Falcons perdieron el ritmo después de eso.

El equipo de Atlanta tiene una marca de 5-4, y básicamente está compitiendo con el segundo de la NFC Este por un pasaje de Comodín. La derrota del domingo pone aún más presión. Atlanta se enfrentará a los New York Giants (5-4) el próximo domingo en el Giants Stadium. El 6 de diciembre, recibirá a los Philadelphia Eagles (5-4). Si los Falcons no solucionan sus problemas, podrían caer ante ambos equipos, y perder los desempates más adelante.

3. Dolor y sufrimiento

Aunque el clima fue cálido y agradable en la mayoría de los lugares, este fue uno de los domingos más agresivos de los últimos años. Jugadores de renombre salían lesionados del campo de juego o eran llevados a los vestidores a un ritmo alarmante. El gran perdedor de la jornada fue Carolina.

Los Panthers perdieron al tackle izquierdo Jordan Gross por el resto de la temporada a causa de una fractura de tobillo. Aunque el mariscal de campo Jake Delhomme haya recuperado la confianza tras una seguidilla de entregas de balón en la primera mitad de la temporada, los Panthers necesitan ser capaces de dominar a lo largo de la línea ofensiva.

La segunda peor lesión fue la fíbula fracturada del tackle ofensivo Marc Colombo. Los Cowboys asumieron un riesgo calculado al arrancar la campaña con cinco linieros ofensivos titulares de 30 años o más. Los Bears lo hicieron en el 2007, y la línea sufrió serias lesiones en la segunda mitad de la temporada. Los Redskins corrieron la misma suerte el año pasado, con importantes lesiones en su línea ofensiva entrada en años.

Aunque los Cowboys pueden sobrevivir la pérdida de Colombo, la próxima lesión podría ser catastrófica. El centro Andre Gurode está jugando con dolor en la rodilla. El tackle izquierdo Flozell Adams es otro bloqueador veterano con alto riesgo de sufrir una lesión.

Los Steelers no sabrán cuál es el estatus del profundo Troy Polamalu hasta que le hagan una resonancia magnética en la rodilla izquierda; la misma que se lastimó en el primer partido de la temporada.

La defensiva de los Steelers se destaca cuando Polamalu está haciendo grandes jugadas. Los Steelers podrían verse vulnerables en el último trecho si el estelar profundo queda afuera mucho tiempo.

Los Bengals no creen que la lesión de cadera de Cedric Benson deje al corredor fuera del partido de la semana que viene ante los Raiders. Eso es un alivio para Cincinnati. Es tan valioso en la ofensiva de los Bengals como lo es Turner en la de los Falcons.

Como tienen una marca de 9-0, los Saints no deben preocuparse tanto por las lesiones de su defensiva. Pero no contar con el tackle defensivo Sedrick Ellis, el profundo Darren Sharper y el esquinero Jabari Greer, y perder al esquinero Tracy Porter con una lesión de rodilla, los dejó vulnerables en una victoria por 28-23 sobre los Rams.

Aún no se conoce la gravedad de la lesión de tobillo de Ronnie Brown, pero si queda afuera por mucho tiempo, los Dolphins pueden olvidarse de ganar ocho o nueve partidos. El entrenador Tony Sparano no dijo mucho sobre la lesión tras la victoria de Miami por 25-23 sobre los Buccaneers.

4. Turbulencia para los Jets

El inicio de 3-0 tal vez haya sido lo peor que pudo haberles pasado a Rex Ryan y los New York Jets.

Ese sólido arranque puso falsas expectativas sobre los Jets. Después de todo, están jugando con un mariscal de campo novato, Mark Sánchez. Pero Ryan y los Jets quisieron hablar en grande, y ahora están pagando las consecuencias.

La derrota del domingo por 24-22 ante los Jaguars fue un gran tropiezo. Los Jaguars están en proceso de reconstrucción. Tienen cuatro titulares novatos y llegaron a usar hasta ocho novatos en situaciones clave.

Enfrentémoslo: éste no es el año de los Jets.

Sánchez es bueno, pero no lo suficientemente bueno como para ganar partidos cerrados. Muy pocos novatos pueden ganar partidos cerrados.

Los Jets ahora han perdido cinco de sus últimos seis encuentros. A esta altura, los playoffs ya son un sueño imposible.

5. Los Chargers ganan con eficiencia

Qué rebote extraordinario el de los San Diego Chargers. Estaban tres partidos y medio detrás de los Denver Broncos después de la Semana 6. Ahora, ambos equipos están empatados en la cima de la AFC Oeste con marca de 6-3. Increíble.

Fueron dos partidos completamente opuestos. El mariscal de campo titular de los Broncos, Kyle Orton, caminaba con muletas y una venda en el tobillo izquierdo tras la derrota de Denver por 27-17 ante los Redskins. Los Chargers, mientras tanto, estaban volando alto tras su victoria por 31-23 sobre los Eagles.

Seguro, el QB de los Eagles, Donovan McNabb, lanzó para 450 yardas. Eso no es sorprendente, porque los apoyadores Shawne Merriman, Shaun Phillips y Jyles Tucker estaban todos golpeados. Tucker ni siquiera se puso el uniforme. Sin tres cazamariscales, era inevitable que los Chargers cedieran algunas yardas, ya que les iba a resultar difícil presionar a McNabb, quien fue capturado apenas dos veces y golpeado en otras tres ocasiones.

Los Chargers ganaron gracias a su eficiencia ofensiva. Philip Rivers completó 20 de 25 pases para 231 yardas y dos touchdowns, con un índice de mariscal de 131.9. LaDainian Tomlinson finalmente tuvo un buen partido al correr para 96 yardas y dos touchdowns en 24 acarreos.

Todo se reduce al encuentro de la semana que viene entre los Chargers y los Broncos en Denver.

Hay que favorecer a los Chargers, debido a los problemas de tobillo de Orton. Aunque pueda jugar, a Orton le resultará difícil lanzar con un tobillo lastimado. Y la idea de tener a Chris Simms no es muy buena para los Broncos. Completó tres de 13 pases para 13 yardas el domingo.

El momentum lo es todo, y está favoreciendo a los Chargers en este instante.

APUNTES FINALES

  • Los Colts prácticamente se aseguraron el primer sembrado de la AFC con su improbable victoria por 35-34 sobre los Patriots. La decisión de Bill Belichick de ir por todo en la cuarta y 2, les dio a los Colts la oportunidad de completar la remontada. Los Colts ahora tienen una ventaja de dos partidos sobre los Bengals (y una de tres partidos sobre los Patriots y el eventual ganador de la AFC Oeste), por el primer sembrado de la AFC. En líneas generales, lo que esto prueba es que los Colts, quienes han ganado cinco de sus últimos seis partidos ante los Patriots, ahora tienen una ventaja sobre Belichick. El hecho de que Belickick le temiera tanto a Peyton Manning como para ir por un cuarto intento bien entrado en su territorio es un giro de 180 grados en la serie. Antes, Belichick solía estar en la cabeza de Manning. Ahora, Manning está en la cabeza de Belichick.
  • Tan mal están las cosas en Oakland, que Tom Cable sienta al mariscal titular JaMarcus Russell en la segunda mitad y Bruce Gradkowski sale del banco para empeorar las cosas. Es hora de llamar a Jeff García para rescatar al equipo.
  • Tras fracasar con Mike Nugent y Shane Andrus, los Tampa Bay Buccaneers podrían haber dado con un buen pateador en Connor Barth. En la derrota ante Miami, se convirtió en el cuarto pateador en la historia de la NFL en anotar tres goles de campo de más de 50 yardas.
  • Tras la derrota de los Eagles por 31-23 ante los Chargers, Donovan McNabb ha ganado solamente uno sus últimos 10 partidos decididos por ocho puntos o menos. En su carrera, tiene una marca total de 27-30 en estos juegos. Eso es sorprendente para un mariscal de campo que ha disputado cinco finales de la NFC.
  • Las tres derrotas consecutivas de los Broncos aparentemente tienen al entrenador Josh McDaniels a mal traer. Abrió su conferencia de prensa posterior al partido felicitando a "los Chargers y a Jim Zorn".
  • Volvemos a los Raiders. Darrius Heyward-Bay le costó a Oakland la oportunidad de remontar el partido en su derrota por 16-10 ante los Chiefs. En un intento de atrapar el balón, sus manos estaban demasiado separadas, y el balón rebotó hacia un defensivo de los Chiefs, para terminar el partido con una intercepción. Si Russell puede ser sentado, ¿por qué no Heyward-Bay? Ha tenido seis atrapadas en los primeros nueve partidos de los Raiders.
  • Jake Delhomme hizo bien al salir con una ofensiva sin reunión ante los Falcons para marcar el ritmo. Lo que también fue especial en el triunfo de los Panthers sobre los Falcons fue cómo respondieron ante la adversidad. El apoyador Thomas Davis se quedó afuera de la temporada por lesión la semana pasada, y el ala defensiva Julius Peppers solamente fue usado en intentos de pase, porque estaba lesionado.
  • Los Browns siguen recibiendo fuertes golpes en la posición de receptor abierto. Perdieron a Keenan Burton por la temporada con un desgarro.
  • Zorn sentó al esquinero Carlos Rogers, quien falló en una cobertura durante la primera serie del triunfo de los Redskins por 27-17 sobre los Broncos. Tras permitir el pase para touchdown a Brandon Marshall, se despidió del partido.
  • Los Cowboys desperdiciaron la oportunidad de tomar la delantera en la NFC Este. ¿Qué pasó con la etiqueta de Sr. Noviembre de Tony Romo, quien estaba 13-0 en partidos de noviembre antes de caer ante Green Bay?
  • Con tantos corredores lesionados el domingo, Larry Johnson podría encontrar un trabajo pronto. No sería sorprendente verlo en Atlanta, Philadelphia o Miami.
  • El apoyador Charlie Anderson, de los Dolphins, tuvo una de las mejores actuaciones defensivas de la jornada en reemplazado de Joey Porter, quien fue sentado por decisión de los entrenadores. Anderson tuvo una captura de mariscal y forzó dos balones perdidos.
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada