Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

El Werder Bremen superó al Hamburger SV por 2-3 en el encuentro de vuelta de las semifinales de la Copa de la UEFA para alcanzar la final del 20 de mayo en Estambul, donde enfrentará al FC Shakhtar Donetsk. Tras el 0-1 logrado por el Hamburgo la pasada semana en el Weserstadion, los tantos de Diego y Claudio Pizarro (2) permiten al Bremen disputar el partido decisivo de la competición por el valor doble de los goles marcados fuera de casa. El doblete de Ivica Olić no fue suficiente para un valiente conjunto local que luchó hasta el final por el tanto que hubiera supuesto su clasificación.

Cambios en ataque
Ambos equipos se presentaban ante las más de 60.000 personas presentes en el Arena Hamburg con modificaciones en la parcela ofensiva con respecto al partido de ida. Así, mientras que el Hamburgo, que recuperaba al lateral Marcell Jansen, no podía contar con el sancionado José Paolo Guerrero, cuya plaza era ocupada por el croata Mladen Petrić formando pareja ofensiva junto a su compatriota Olić, el Bremen finalmente podía utilizar al centrocampista Mesut Özil, aunque Markus Rosenberg sustituía al tocado Hugo Almeida en el once para acompañar a Diego y a Pizarro en ataque.

Olić, decisivo
El resultado del partido de ida obligaba al Bremen a buscar la portería de Frank Rost, y Pizarro contó con la primera clara ocasión para igualar la eliminatoria en el minuto 11 aunque, tras el centro desde la izquierda de Sebastian Boenisch, el cabezazo picado del delantero peruano se marchó por encima del larguero. Para mayor frustración del conjunto visitante, en la siguiente jugada Trochowski habilitó con brillantez a Olić para que el internacional croata adelantara a su equipo con un sutil toque por encima del cuerpo de Tim Wiese. Con esta situación, el Werder Bremen se veía obligado a marcar dos goles para lograr el pase para el choque decisivo.

La figura de Diego
El conjunto de casa se encontraba rápidamente en ventaja y además comenzaba a manejar el encuentro con tranquilidad. Por su parte, el Bremen se mostraba golpeado y a punto estuvo de encajar un segundo tanto poco después, aunque esta vez Wiese se adelantó a Olić para retener el balón. Sin embargo, en su momento más complicado el Werder aprovechó un momento de inspiración de sus principales estrellas para igualar la contienda. Pizarro recibió en la frontal y con un gran movimiento asistió a Diego dentro del área, con el brasileño encontrando la red en el minuto 29 con otra gran definición similar a la del tanto del Hamburgo. En el 36', el talentoso mediapunta volvió a demostrar su calidad con un violento remate desde 30 metros que se estrelló en el travesaño tras rozar las manos de Rost.

Minutos de infarto
Ambos equipos se veían con posibilidades de marcharse en ventaja al descanso, por lo que intentaban lastimar a su rival con rápidas contras que encontraban a las defensas mal posicionadas. Primero lo tuvo Jansen con un disparo desde dentro del área que rechazó Wiese al córner, mientras que en el otro extremo fue Özil el que, tras recortar a su marcador, no encontró a un compañero que empujara el balón a las mallas. Los primeros 45 minutos llegaban a su fin en el mejor momento del partido, mientras que Diego veía una cartulina amarilla al filo del descanso que le impedía participar de una hipotética final.

Difícil situación
Tras la reanudación, las constantes interrupciones en el juego favorecían las intenciones del Hamburgo, que veía pasar el tiempo mientras se acercaba a la gran definición de Estambul. Tras un tanto anulado a Pizarro por encontrarse en posición antirreglamentaria, el Hamburgo pudo definir el encuentro llegando al minuto 60, aunque después de que Jansen llegara a la línea de fondo Jonathan Pitroipa no alcanzó a desviar el balón hacia una portería vacía. Al igual que en la primera mitad, un equipo perdonaba ante la meta rival y su oponente se lo hacía pagar caro poco tiempo después. De esta forma, Pizarro recogió el esférico en campo rival y, tras girarse y avanzar unos metros, lo intentó con un lanzamiento lejano que encontró la red tras vencer la débil resistencia de Rost.

Salva Wiese
Sin perder tiempo, Alex Silva pudo igualar el encuentro tras aprovechar un rebote en un defensa para disparar desde la frontal, aunque la vital estirada de Wiese permitió al Bremen conservar su ventaja. Diego lo intentó una vez más en un libre directo detenido por Rost, para un conjunto del Bremen que consiguió resistir las últimas envestidas del Hamburgo y que terminó sentenciando la eliminatoria en el minuto 83 con un tanto de Frank Baumann a la salida de un córner. Sobre el final, el segundo gol de Olić en el partido sirvió únicamente para decorar un marcador que certificó la remontada y la clasificación del equipo de Thomas Schaaf para la esperada final del 20 de mayo ante el FC Shakhtar Donetsk.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada