Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

El Sevilla afronta su retorno a Europa. Los hispalenses, que el año pasado disputasen la Liga de Campeones, vuelven a la Copa de la UEFA, competición que conquistó de forma consecutiva en los años 2006 y 2007 y su primera piedra de toque antes de jugar la fase de grupos será el Red Bull Salzburgo. El equipo austriaco parece claramente inferior, pero puede vender cara su derrota ante los hombres de Manolo Jiménez.

El Sevilla regresa a una competición de grandes recuerdosY es que los hispalenses no deben confiarse ante los austriacos, ya que llega de ganar en casa por 4-3 ante el recién ascendido Sporting de Gijón en un partido en el que la defensa sevillista demostró que todavía arrastra esa psicosis de la temporada pasada. Sin embargo, el potencial ofensivo de los Luis Fabiano, Kanouté o Capel deberían dejar allanado el camino para el partido de vuelta.

Cambios en defensa

Jiménez anunció una convocatoria en la que única novedad es la inclusión de Mosquera por Duscher, que arrastra una sanción de su época como jugador en el Deportivo. El técnico podría introducir cambios en su once inicial, más concretamentre en la línea defensiva, respecto al que se impuso el sábado a los sportinguistas, con la entrada de Fernando Navarro por Dragutinovic en la banda izquierda, Mosquera en la derecha y Escudé por David Prieto.

Romaric podría dar minutos de descanso a Maresca formando de la partida en la línea medular junto al argentino Fazio, con vistas al importante partido del domingo ante el Betis. La única baja por lesión es la del brasileño Renato, que sigue aquejado de problemas de lumbalgia.

Desviar la atención del derbi será clave

Su rival, el Salzburgo, vicecampeón de la Liga austriaca, llega a Sevilla tras superar dos rondas previas en la Copa de la UEFA y tiene, además, la pequeña ventaja de estar más rodado que los sevillistas, puesto que lleva ya jugadas ocho jornadas en su campeonato liguero.

Dirigido por el holandés 'Co' Adriaanse, el principal peligro de los austriacos reside en el juego aéreo, algo muy a tener en cuenta por Jiménez a la hora de planear la estrategia defensiva, y en su delantero y estrella Marc Janko. De la misma forma, su centro del campo cuenta con Sasa Ilic, un jugador experimentado y perfecto conocedor de la Liga española, tras su paso por el Celta de Vigo, sin olvidar al suizo Volanthen. Otros nombres a destacar son Ronald Gercaliu e Ibrahim Sekagya.

Los 'toros', que sólo tienen las bajas del defensa Pamic y del volante zurdo Öbster, pecan también de una clara falta de fortaleza defensiva. El principal objetivo del entrenador sevillista es el de dejar encarrilada la eliminatoria en casa y considera clave que su equipo no mire ni 'de reojo' el siempre importante partido que le espera el domingo ante su vecino, el Betis.

El equipo de Manolo Jiménez es claro favorito en esta eliminatoria, aunque jugadores, técnicos y dirigentes no se han cansado de repetir las numerosas dificultades que puede entrañar el conjunto austriaco, por lo que la relajación no entra en los planes de ningún sevillista, y mucho menos de los más de 40.000 aficionados que están citados esta noche para apoyar al conjunto rojiblanco. El encuentro está incluido en el abono de la temporada y se podrá seguir en el estadio, puesto que ninguna entidad televisiva lo ofrecerá.
En lo plenamente deportivo, el once que ponga en liza Manolo Jiménez es una incógnita, ya que el técnico de Arahal medita hacer rotaciones en el equipo con vistas al choque del próximo domingo frente al Betis. Sin embargo, la convocatoria dista poco con respecto a la última liguera. La única novedad es la presencia del defensa colombiano Aquivaldo Mosquera en lugar de Aldo Duscher, que acarrea una sanción desde 2005, cuando fue expulsado con su anterior equipo, el Deportivo de La Coruña, en la final de la Copa Intertoto de ese año frente al Olympique de Marsella. A la baja del centrocampista Aldo Duscher se le suma la del brasileño Renato Dirnei, que mantiene sus problemas de lumbalgia y no ha llegado a tiempo para el encuentro de hoy. Tampoco estará Escudé, que todavía se encuentra en periodo de recuperación para alcanzar el ritmo después de su larga inactividad por una lesión en el pubis.
Seguramente será la oportunidad de ver el debut de Romaric y Acosta con el Sevilla en el Sánchez-Pizjuán o de comprobar la continuidad de Chevantón de cara a gol.
Por su parte, el Salzburgo llegó ayer a Sevilla con el ex sevillista Anton Polster a la cabeza y con toda su artillería disponible, salvo Ernst Obster, que permanecerá seis meses de baja, y el defensa Manuel Pamic. Los que sí podrán disputar el encuentro son el internacional ugandés Ibrahim Sekagya, el ex internacional alemán Alexander Zickler y el capitán de la selección croata, Niko Kovac, que junto con diversos internacionales austriacos se perfilan como las mayores amenazas que encontrará el Sevilla en su estreno europeo en el Ramón Sánchez-Pizjuán.
El Salzburgo es el equipo más caro de la liga austriaca con un presupuesto de 50 millones de euros (90 millones tiene el Sevilla), gracias a que el dueño es también propietario de la conocida bebida Red Bull, que llevó a cabo un proyecto hace algunas temporadas para colocar al Salzburgo en la Champions, algo que todavía no ha conseguido pese a ser un clásico de las eliminatorias previas de esta competición.
Esta temporada, los «toros rojos», como son conocidos por el patrocinio de esta bebida energética, no han comenzado demasiado bien, ya que tras ocho jornadas de Bundesliga austriaca son cuartos a cinco puntos del líder, el Rapid de Viena, y no han sido capaces de ganar ningún encuentro como visitantes, sumando dos derrotas y dos empates. Estos datos contrastan con su participación como local, puesto que cuentan sus cuatro partidos por victorias, por lo que es necesario que el Sevilla deje encarrilada la eliminatoria esta noche, ya que la motivación del conjunto austriaco es extra, como aseguró el técnico del Salzburgo, el holandés Jacobus Adriaanse, quien comentó que «se enfrenta a uno de los partidos más decisivos de su carrera. No entra en mis planes una derrota ni por la mínima, pese a que sé que el Sevilla tiene un muy buen equipo y una plantilla grande, nosotros tenemos nuestras armas
».
El espectáculo está servido, y después de lo que el Sevilla ha vivido en estos últimos años, nadie duda de que la UEFA es una competición especial para el sevillismo, que esta noche se reencuentra con los recuerdos que hicieron al Sevilla grande en Europa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada