Site Network: Cycling | Golf | Tennis | NHL | NBA | NFL | MLB | Futsal | Handball | Boxing | Rugby | Snooker | Cricket |

David afronta tranquilo el año de su confirmación.


Ferrer: Para David Ferrer, la temporada que arranca es la de la reválida. La de la confirmación. Cerró 2007, en el Masters de Shanghai, con la sensación de que su derecha puede ser tan pesada como para tumbar a cualquiera y sus piernas tan eléctricas como para fundir al mejor motor diésel del circuito. Comenzará la temporada en Auckland (Nueva Zelanda), donde ya defiende uno de los tres títulos que conquistó la anterior campaña. Ahora, todos los rivales le mirarán con lupa, pero para él no parece ser problema afrontarlo desde su quinto puesto mundial.

"¿Presión? No, no siento más, aunque sí es verdad que cada año vas acumulando más responsabilidades. Es algo que hay que saber llevar. Cuanta más presión tengas, mejor. No me importa, porque yo realmente juego para mí. Sigo trabajando igual y centrándome en el día a día", advierte el tenista de Jávea (Alicante), que cumplirá 26 años en abril, después ya de haber disputado el primer Grand Slam del año, en las nuevas pistas sintéticas del Abierto de Australia.

Sobre estas superficies rápidas ha forjado su escalada, algo extraño para un jugador que en su etapa de aprendizaje no salió prácticamente de la tierra. "La pasada temporada me ha dejado la sensación de que puedo ser solvente en este tipo de superficies, porque de los tres títulos, dos los gané en rápida. Hace dos años logré jugar muy bien en ellas, pero no acababa de rematar. Por eso, me hace muy feliz ver cómo he cerrado el año", recuerda satisfecho mirando atrás, donde quedan también las semifinales del US Open (con victoria previa sobre Rafa Nadal en Nueva York) y la final frente a Federer en el Masters.

La espina clavada de David es Roland Garros. En el Bosque de Bolonia ha tropezado presa de la ansiedad, llegando en cinco participaciones al techo de los cuartos de final en 2005 como mejor resultado. "Mi gran objetivo para este año en el circuito es jugar bien en París, en Roland Garros. Llevo muchos años sin hacerlo bien y espero superar esa barrera de los cuartos algún año", dice torciendo el gesto.

Pero 2008 tiene también una cita especial en la que espera participar: los Juegos Olímpicos de Pekín. "Es lo que más ilusión me hace. Me motiva muchísimo, porque son cada cuatro años y no es nada fácil tener la oportunidad de estar ahí, con los mejores de otros deportes", avanza con brillo en los ojos. Estos días, sigue entrenándose en su base del Club de Tenis Saladar, en Silla, mientras mira de reojo la crisis de su Valencia. Dentro de pocos días, volará a Nueva Zelanda. En las antípodas comienza el año de su confirmación.

El tenista 'bloguero' que mima a sus fans

David Ferrer ha caminado alejado de los cazadores de autógrafos buena parte de su carrera. Por eso, valora mucho el soporte que le han dado muchos aficionados fieles. En su página web (www.davidferrer.com) mantiene vivo un diario o blog en el que interactúa con sus fans. Incluso, regala entradas para ir a verle a los torneos, aunque sea en sitios tan lejanos como el Abierto de Australia.

Su blog no es un mero asunto de imagen, como en el caso de otros tenistas, porque él lo contesta personalmente. Ahí recomienda restaurantes (en Cáceres, donde jugó el Master nacional o en Cullera), detalla su pretemporada (con entrenamientos a las siete de la mañana incluidos), se interesa por cómo celebra la Navidad una seguidora de Venezuela... Los visitantes son muchos y muy agradecidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada